La computación en la nube o informática en la nube viene del inglés Cloud Computing, es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet, es decir la información se almacena en servidores en Internet.

En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles “en la nube de Internet” sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan.

unit4

Permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.

El cambio paradigmático que ofrece el Cloud Computing, es que permite aumentar el número de servicios basados en la red. Esto genera beneficios tanto para los proveedores, que pueden ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor número de servicios, como para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo.

Gracias al Cloud Computing las empresas se olvidarán de estas complicaciones porque no tendrá que gestionar el hardware ni el software: eso es responsabilidad de un proveedor experimentado. La infraestructura compartida hace que funcione como una utilidad: pueden ser servicios de pago o gratuitos. Las actualizaciones son automáticas y la ampliación o reducción del servicio comprende un proceso sencillo.

EnerGest se incorpora a la familia de aplicaciones “en la nube”, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de gestionar su procesos de Eficiencia Energética de una manera ágil, sencilla y dinámica, sin necesidad de instalaciones ni hardware, y con sólo disponer de una conexión a Internet.